Enfermedad congénita


Enfermedad congénita
Clasificación y recursos externos
MeSH D009358
 Aviso médico 

Una enfermedad congénita es aquella que se manifiesta desde antes del nacimiento,[1]​ ya sea producida por un trastorno ocurrido durante el desarrollo embrionario, o como consecuencia de un defecto hereditario.

Las exposiciones a productos químicos en el medio ambiente pueden perjudicar la función reproductiva humana de muchas maneras. Los sistemas reproductivos masculinos y femeninos son importantes sistemas de órganos, los cuales son sensibles a numerosos agentes químicos y físicos. La amplia gama de resultados reproductivos adversos incluye una reducción en la fertilidad, abortos espontáneos, bajo peso al nacer, malformaciones y deficiencias del desarrollo.

Índice

Tasa de ocurrencia


Relación de las anomalías congénitas con el sexo

Muchos estudios han encontrado que la frecuencia de aparición de ciertas malformaciones congénitas depende del sexo del niño (tabla).[2][3][4][5][6]

Por ejemplo, la estenosis pilórica ocurre más a menudo en varones, mientras que la luxación congénita de cadera es de cuatro a cinco veces más probable en mujeres. Entre los niños con un riñón, hay aproximadamente el doble de hombres, mientras que entre los niños con tres riñones hay aproximadamente 2,5 veces más mujeres. El mismo patrón se observa entre los bebés con un número excesivo de costillas, vértebras, dientes y otros órganos que en un proceso de evolución han sufrido reducción, entre ellos hay más mujeres. La anencefalia se produce con aproximadamente el doble de frecuencia en las mujeres.[7]​ La cantidad de niños que nacen con 6 dedos es dos veces mayor que la cantidad de niñas.[8]

Alrededor del 3% de los recién nacidos tienen una "anomalía física importante", lo que significa una anomalía física que tiene un significado cosmético o funcional. Las anomalías congénitas físicas son la principal causa de mortalidad infantil en los Estados Unidos, y representan más del 20% de todas las muertes infantiles. De siete a diez por ciento de todos los niños [cita requerida] requerirá atención médica extensa para diagnosticar o tratar un defecto congénito.

La proporción de sexos de los pacientes con defectos congénitos
Anomalía congénita Proporción de sexos, ♂♂:♀♀
Defectos con predominio del sexo femenino
Dislocación congénita de cadera 1 : 5.2;[9]​ 1 : 5;[10]​ 1 : 8;[6]​ 1 : 3.7[11]
Paladar hendido 1 : 3[12]
Anencefalia 1 : 1.9;[13]​ 1 : 2[7]
Craniocele 1 : 1.8[13]
Aplasia pulmonar 1 : 1.51[13]
Hernia espinal 1 : 1.4[13]
Divertículo del esófago 1 : 1.4[13]
Estómago 1 : 1.4[13]
Defectos con predominio del sexo masculino
Los divertículos del colon 1.5 : 1[13]
Atresia anal 1.5 : 1[13]
Agenesia renal unilateral 2 : 1[13]
Agenesia renal bilateral 2.6 : 1[13]
Schistocystis 2 : 1[13]
Labio leporino 2 : 1[12]
Las anomalías congénitas del aparato genitourinario 2.7 : 1[6]
Estenosis pilórica 5 : 1;[12]​ 5.4 : 1[6]
Divertículo de Meckel Más común en los niños[13]
Enfermedad de Hirschsprung Más común en los niños[13]
Defectos neutros
La hipoplasia del la tibia y fémur 1 : 1.2[13]
Espina bífida 1 : 1.2[11]
Microcefalia 1 : 1.2[11]
Hidrocefalia 1 : 1.2[11]
Atresia de intestino delgado 1 : 1[13]
Atresia esofágica 1.3 : 1[13]
Todos los defectos 1.22 : 1;[14]1.29 : 1[6]

P. M. Rajewski y A. L. Sherman (1976) han analizado la frecuencia de las anomalías congénitas en relación con el sistema del organismo. La prevalencia de hombres se registró para las anomalías de órganos y sistemas filogenéticamente más jóvenes. [13]

Con respecto a una etiología, las distinciones sexuales pueden dividirse en aparecer antes y después de la diferenciación de las gónadas masculinas durante el desarrollo embrionario, que comienza a partir de la decimoctava semana. El nivel de testosterona en los embriones masculinos aumenta considerablemente. [15]​ Las subsecuentes distinciones fisiológicas y hormonales de embriones masculinos y femeninos pueden explicar algunas diferencias sexuales en la frecuencia de defectos congénitos. Es difícil explicar las diferencias observadas en la frecuencia de defectos de nacimiento entre los sexos por los detalles de las funciones reproductivas o la influencia de los factores ambientales y sociales.

Lista de enfermedades congénitas


Véase también


Referencias


  1. García, Ferran J.; Segarra, Anna María Cusco; Días, Violant Poca (2006). Abriendo caminos: principios básicos de fibromialgia, fatiga crónica e intolerancia química múltiple . Lulu.com. ISBN 9788496516113. Consultado el 7 de noviembre de 2017. 
  2. Gittelsohn A., Milham S. (1964) Statistical study of twins—methods. Am. J. Public Health Nations Health 54 p. 286–294.
  3. Fernando J., Arena P., Smith D. W. (1978) Sex liability to single structural defects. Am. J. Dis. Child 132 p. 970 –972.
  4. Lubinsky M. S. (1997) Classifying sex biased congenital anomalies. Am. J. Med. Genet. 69 p. 225–228.
  5. Lary J. M., Paulozzi L. J. (2001) Sex differences in the prevalence of human birth defects: a population-based study. Teratology 64 p. 237–251.
  6. a b c d e f Wei Cui, Chang-Xing Ma, Yiwei Tang, e. a. (2005) Sex Differences in Birth Defects: A Study of Opposite-Sex Twins. Birth Defects Research (Part A) 73 p. 876–880.
  7. a b World Health Organization (reports). “Congenital malformations”, Geneve, 1966, p. 128.
  8. Darwin C. (1871) The descent of man and selection in relation to sex. London, John Murray, 1st ed.
  9. Error en la cita: Etiqueta <ref> no válida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas Juan pablo
  10. Montagu A. (1968) Natural Superiority of Women, The, Altamira Press, 1999.
  11. a b c d e Riley M., Halliday J. (2002) Birth Defects in Victoria 1999-2000, Melbourne.
  12. a b c Error en la cita: Etiqueta <ref> no válida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas Montagu
  13. a b c d e f g h i j k l m n ñ o p Rajewski P. M., Sherman A. L. (1976) La importancia del género en la epidemiología de tumores malignos (enfoque sistémico-evolutivo). En: Tratamiento matemático de información médico-biológica. M., Nauka, p. 170-181
  14. Shaw G.M., Carmichael S.L., Kaidarova Z., Harris J.A. (2003) Differential risks to males and females for congenital malformations among 2.5 million California births, 1989-1997. Birth Defects Res. A Clin. Mol. Teratol. 67(12) p. 953-958.
  15. Reyes, F. I.; Boroditsky, RS; Winter, JS; Faiman, C (1974). «Estudios sobre desarrollo sexual humano. II. Concentraciones de esteroides sexuales y de gonadotropinas séricas fetales y maternales». The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism 38 (4): 612-617. PMID 4856555 . 

Enlaces externos











Categorías: Enfermedades congénitas




A partir de: 02.12.2020 11:05:34 CET

Fuente: Wikipedia (Autores [Historia])    Licencia: CC-BY-SA-3.0

Modificaciónes: Se eliminaron todas las imágenes y la mayoría de los elementos de diseño relacionados con ellos. Algunos iconos fueron reemplazados por FontAwesome-Icons. Algunas plantillas se eliminaron (como "el artículo necesita expansión) o se asignaron (como" notas de sombrero "). Las clases CSS fueron eliminadas o armonizadas.
Se eliminaron los enlaces específicos de Wikipedia que no conducen a un artículo o categoría (como "Enlaces rojos", "enlaces a la página de edición", "enlaces a portales"). Cada enlace externo tiene un FontAwesome-Icon adicional. Además de algunos pequeños cambios de diseño, se eliminaron los contenedores de medios, mapas, cuadros de navegación, versiones habladas y Geo-microformatos.

Tenga en cuenta: Debido a que el contenido dado se toma automáticamente de Wikipedia en el momento dado, una verificación manual fue y no es posible. Por lo tanto, LinkFang.org no garantiza la precisión y la actualidad del contenido adquirido. Si hay una información que es incorrecta en este momento o tiene una pantalla incorrecta, no dude en Contáctenos: e-mail.
Ver también: Información legal & Política de privacidad.