Coleccionismo


El coleccionismo es una forma de ocio consistente en reunir, conservar y mostrar todo tipo de objetos, pero también perseguía un fin propagandístico, como el caso de la colección de libros realizada por los reyes Ptolomeos para su Museion, con el que deseaban sacudirse parte del complejo de inferioridad heleno ante la cultura egipcia, según Escolar (2001). Así mismo, y desde tiempo de los asirios se conoce un afán coleccionista por motivos de conocimiento, lo que actualmente se llamarían motivos científicos, caso del intento de reunir en Nínive todas las tablillas o copias de las mismas existentes en el Imperio Asirio.[1]

Es en la Edad Moderna cuando los reyes, la Iglesia y los nobles comienzan a desarrollar esta clase de ocio con el fin de reunir, rodearse y disfrutar de todo tipo de objetos, pero especialmente en aquellos ejemplares bellos, raros o valiosos del mundo natural, arqueológico, numismático, medallas u objetos de uso cotidiano, dándoles un fin para el que nunca fueron concebidos.[2]

Índice

Historia del coleccionismo


Probablemente el primer coleccionismo nació con la invención de la escritura y la fijación del conocimiento. El primer registros que se tiene de un deseo de reunir objetos, en aquel caso tablillas de barro, lo realizó el rey asirio Asurbanipal cuando ordenó reunir en su palacio todas las tablillas grabadas con textos existentes en su imperio. Pero este esfuerzo no fue continuado por los imperios que sucedieron a los asirios. Los medos conquistaron Nínive y arrasaron la ciudad con el palacio, la biblioteca y los colección de tablillas, pero por estar hechas en barro la mayoría soportó las llamas. En el siglo VI a.C. los persas tampoco tuvieron afán de coleccionar textos escritos, poseían archivos con un fin práctico, pero no un intento de reunir todos los títulos posibles.[1]

Unos dos siglos después, filósofos como Platón en su Academia o Aristóteles en su Liceo reunieron colecciones de libros para mejorar sus enseñanzas (Escolar, 2001). Sin embargo, fueron los reyes helenísticos los que crearon las bibliotecas más grandes de su tiempo. En principio perseguían el mismo fin que los asirios, reunir el conocimiento, mucho más teniendo en cuenta que aquellos macedónicos debían gobernar en territorios desconocidos para ellos, con religiones, lenguas y pueblos muy diferentes a los suyos y poseer colecciones de libros con información útil para saber gobernar aquellos nuevos reinos.[3]

Es durante el siglo XVI cuando se amplía el ámbito del coleccionismo a todo tipo de objetos bellos, raros y valiosos. Son los reyes, la Iglesia y los nobles quienes realizan esta labor, incluso compitiendo por la obtención de piezas extremadamente raras o magníficamente conservadas. Pero con la caída del Antiguo Régimen, la llegada de la burguesía y la decadencia de las antiguas aristocracias cuando esas colecciones son compradas o donadas a los estados. De estas colecciones privadas nacerán muchos de los museos actuales como El Prado, Louvre, el Ermitage o los Vaticanos.

Tipos de colección


El coleccionismo puede ser muy variado,[2]​ pero hay algunos temas muy populares que han creado un mercado propio en el que se compran, venden e intercambian objetos de la colección.

Algunos tipos de coleccionismo:

Sin un nombre específico y ordenados alfabéticamente:

Véase también


Referencias


  1. a b Tobalino, Eva (10 de abril de 2004). Grandes bibliotecas en la Antigüedad. Nínive y Pérgamo . Álaba: Asociación cultural Raíces de Europa. Consultado el 16 de junio de 2019. 
  2. a b Según mural realizado por el Museo provincial abulense visible en el archivo Mural_museo_Ávila.jpg
  3. Tobalino, Eva (24 de abril de 2004). La Biblioteca de Alejandría . Álaba: Asociación cultural Raíces de Europa. Consultado el 16 de junio de 2019. 

Bibliografía utilizada


  1. Escolar, Hipólito (2001). La biblioteca de Alejandría. Madrid: Gredos. ISBN 84-249-2294-8. 

Enlaces externos











Categorías: Coleccionismo




A partir de: 06.06.2021 07:41:34 CEST

Fuente: Wikipedia (Autores [Historia])    Licencia: CC-BY-SA-3.0

Modificaciónes: Se eliminaron todas las imágenes y la mayoría de los elementos de diseño relacionados con ellos. Algunos iconos fueron reemplazados por FontAwesome-Icons. Algunas plantillas se eliminaron (como "el artículo necesita expansión) o se asignaron (como" notas de sombrero "). Las clases CSS fueron eliminadas o armonizadas.
Se eliminaron los enlaces específicos de Wikipedia que no conducen a un artículo o categoría (como "Enlaces rojos", "enlaces a la página de edición", "enlaces a portales"). Cada enlace externo tiene un FontAwesome-Icon adicional. Además de algunos pequeños cambios de diseño, se eliminaron los contenedores de medios, mapas, cuadros de navegación, versiones habladas y Geo-microformatos.

Tenga en cuenta: Debido a que el contenido dado se toma automáticamente de Wikipedia en el momento dado, una verificación manual fue y no es posible. Por lo tanto, LinkFang.org no garantiza la precisión y la actualidad del contenido adquirido. Si hay una información que es incorrecta en este momento o tiene una pantalla incorrecta, no dude en Contáctenos: e-mail.
Ver también: Información legal & Política de privacidad.