Anemia


Anemia

Frotis de sangre en un paciente con anemia por deficiencia de hierro. Los (eritrocitos) están pálidos por falta de hemoglobina y tienen variado tamaño y forma. También se observa un glóbulo blanco (la célula más grande y con núcleo) y 3 plaquetas (pequeñas de color morado).
Especialidad hematología
 Aviso médico 

La anemia se define como una cantidad disminuida de glóbulos rojos, como una concentración disminuida de hemoglobina en la sangre, o bien como un valor de hematocrito más bajo que lo normal.

Índice

Definición


De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, se considera anemia cuando los niveles de hemoglobina sanguínea son de menos de 16 g/dL en hombres y mujeres post menopáusicas o menos de 15g/dL en mujeres pre menopáusicas. Presenta síntomas como moretones repentinos en la piel, esto suele permanecer como sensibilidad crónica en mujeres, además de la caída de cabello y sensibilidad al dolor. Es un problema generalizado de salud pública asociado con un mayor riesgo de morbilidad y mortalidad, especialmente en mujeres embarazadas y niños pequeños. En los niños, la anemia puede afectar negativamente el desarrollo cognitivo, el rendimiento escolar, el crecimiento físico y la inmunidad. [1][2][3]

La anemia no es una enfermedad, sino un signo clínico. Los signos de anemia incluyen cianosis, ictericia y moretones o hematomas con facilidad. Además, los pacientes anémicos pueden experimentar dificultades con la memoria y la concentración, fatiga, aturdimiento o mareos, sensibilidad a la temperatura, bajos niveles de energía o cansancio, falta de aliento y piel pálida. Los síntomas de anemia severa o de inicio rápido son muy peligrosos ya que el cuerpo no puede adaptarse a la falta de hemoglobina.

Clasificación


Por patogenia

De acuerdo con el recuento de reticulocitos, la anemia puede clasificarse en:[7]

Por morfología

El volumen corpuscular medio de los eritrocitos permite distinguir los tipos de anemia de acuerdo con el tamaño de los glóbulos rojos:[7]

Por presentación clínica

De acuerdo al tiempo de su instalación:[7]

La clasificación fisiopatológica está basada en el mecanismo que conlleva al estado de anemia, diferenciándolas en:

Anemias mediadas por trastornos en la producción de glóbulos rojos

ente:

Anemias por pérdida de sangre

Anemias hemolíticas

Epidemiología


La anemia en general, afecta sobre un 30% de la población mundial. Dependiendo de los grupos poblacionales considerados la prevalencia de la anemia puede variar entre un 2,9 a un 61%.[5][7]

En Estados Unidos, un 20% de los niños sufre de algún grado de anemia.[3]

La anemia por deficiencia de hierro afecta entre un dos y cinco por ciento de los hombres adultos y mujeres postmenopáusicas y hasta un 10% de las mujeres en edad fértil.[4]

Etiología


Generalmente, la anemia puede ser provocada por varios problemas, entre los que se incluyen los trastornos en la producción de los eritrocitos:

Patogenia


La producción de la anemia se desarrolla mediante cualquier combinación de las siguientes situaciones:

Los defectos asociados a estas situaciones pueden ser propios de los glóbulos rojos, de sus precursores o bien extrínseco a ellos.[1]

La producción reducida de glóbulos rojos es causada por una alteración en las células progenitoras, en distintas etapas de diferenciación y maduración (hematopoyesis). Si son afectadas las células pluripotenicales, la anemia ocurre en el contexto de una pancitopenia. Las diferentes causas de las pancitopenias modifican la hematopoyesis al afectar el micro ambiente necesario para la regeneración, diferenciación y proliferación de las células madre.[7]

Cuadro clínico


Los síntomas y signos clínicos de la anemia se correlacionan con su intensidad y la rapidez de su instauración. Otros factores que pueden influir son la edad del paciente, su estado nutritivo, y la existencia de insuficiencia cardíaca o insuficiencia respiratoria previa.

Los síntomas que se observan en la anemia aguda incluyen: debilidad (astenia), palpitaciones y falta de aire con el esfuerzo (disnea). También pueden aparecer síntomas cardiovasculares como taquicardia, disnea de esfuerzo marcada, angor, claudicación intermitente. En ocasiones se producen cambios de carácter que se manifiestan como irritabilidad, desinterés, tristeza y abatimiento.

En la pérdida súbita de sangre por hemorragia aguda, sobre todo si es voluminosa y se pierde el 40% del volumen sanguíneo que equivale a 2 litros de sangre, predominan los síntomas de inestabilidad vascular por hipotensión, y aparecen signos de shock hipovolémico, tales como confusión, respiración de Kussmaul, sudoración y taquicardia.

En la anemia crónica de mucho tiempo de evolución, muchos pacientes se adaptan a la situación y sienten muy pocos síntomas a menos que haya un descenso brusco en sus niveles de hemoglobina. [14]

Tratamiento


Se diagnostica en laboratorio mediante análisis clínico o hemograma.

El tratamiento primario de la anemia asociada a diversas enfermedades crónicas consiste, en primer lugar, en intentar eliminar o solucionar la enfermedad principal subyacente, lo que origina su curación definitiva en la mayor parte de los casos; o al menos su mejoría notable, salvo que persistan otros mecanismos fisiopatológicos o deficiencias asociadas. Por otra parte, se procede a la administración de hierro.[4]

Véase también


Bibliografía


Referencias


  1. a b Sankaran, Vijay G.; Weiss, Mitchell J. (marzo de 2015). «Anemia: Progress in molecular mechanisms and therapy» [Anemia: progreso en los mecanismos moleculares y la terapia] . Nat Med (en inglés) 21 (3): 221-230. PMID 25742458 . doi:10.1038/nm.3814 . Consultado el 25 de noviembre de 2017. 
  2. Smith Jr., Robert E. (marzo de 2010). «The Clinical and Economic Burden of Anemia» [Carga económica y clínica de la anemia] . Am J Manag Care (en inglés) (Clinical Care Targeted Communications Group, LLC) 16: S59-S66. Consultado el 25 de noviembre de 2017. 
  3. a b Janus, Jennifer; Moerschel, Sarah K. (junio de 2010). «Evaluation of Anemia in Children» [Evaluación de la anemia en niños] . Am Fam Physician (en inglés) (American Academy of Family Physicians) 81 (12): 1462-1471. Consultado el 25 de noviembre de 2017. 
  4. a b c Bilbao Garay, Javier (2006). «Anemias carenciales I: anemia ferropénica» . Inf Ter Sist Nac Salud (en inglés) (Madrid: Ministerio de Sanidad y Consumo. Subdirección General de Calidad de Medicamentos y Productos Sanitarios) 30 (2): 35-41. ISSN 1130-8427 . Consultado el 25 de noviembre de 2017. 
  5. a b Auerbach, Michael; Adamson, John W. (enero de 2016). «How we diagnose and treat iron deficiency anemia» [Cómo diagnosticamos y tratamos la anemia por deficiencia de hierro] . American Journal of Hematology (en inglés) (John Wiley & Sons, Inc) 91 (1): 31-38. doi:10.1002/ajh.24201 . Consultado el 25 de noviembre de 2017. 
  6. a b c Leffler DA, Green PH, Fasano A (octubre de 2015). «Extraintestinal manifestations of coeliac disease» . Nat Rev Gastroenterol Hepatol (Revisión) 12 (10): 561-71. PMID 26260366 . doi:10.1038/nrgastro.2015.131 . «Malabsorption of nutrients is not the only cause of anaemia in coeliac disease, the chronic inflammatory process in the intestine contributes as well. La malabsorción de nutrientes no es la única causa de anemia en la enfermedad celíaca, el proceso inflamatorio crónico en el intestino contribuye también 
  7. a b c d e Moreno Chulilla, Jose Antonio; Romero Colás, Maria Soledad; Gutiérrez Martín, Martín (octubre de 2009). «Classification of anemia for gastroenterologists» [Clasificación de anemia para gastroenterólogos] . World J Gastroenterol (en inglés) (Baishideng Publishing Group Inc) 15 (37): 4627-4637. PMID 19787825 . doi:10.3748/wjg.15.4627 . Consultado el 25 de noviembre de 2017. 
  8. a b Caruso R, Pallone F, Stasi E, Romeo S, Monteleone G (diciembre de 2013). «Appropriate nutrient supplementation in celiac disease» . Ann Med (Revisión) 45 (8): 522-31. PMID 24195595 . doi:10.3109/07853890.2013.849383 . 
  9. Catassi C, Bai JC, Bonaz B, Bouma G, Calabrò A, Carroccio A, Castillejo G, Ciacci C, Cristofori F, Dolinsek J, Francavilla R, Elli L, Green P, Holtmeier W, Koehler P, Koletzko S, Meinhold C, Sanders D, Schumann M, Schuppan D, Ullrich R, Vécsei A, Volta U, Zevallos V, Sapone A, Fasano A (Sep 2013). «Non-Celiac Gluten sensitivity: the new frontier of gluten related disorders» . Nutrients (Revisión) 5 (10): 3839-53. PMC 3820047 . PMID 24077239 . doi:10.3390/nu5103839 . 
  10. «National Institutes of Health Consensus Development Conference Statement on Celiac Disease, June 28-30, 2004» . Gastroenterology 128 (4 Suppl 1): S1-9. abril de 2005. PMID 15825115 . doi:10.1053/j.gastro.2005.02.007 . 
  11. Volta U, Caio G, De Giorgio R, Henriksen C, Skodje G, Lundin KE (Jun 2015). «Non-celiac gluten sensitivity: a work-in-progress entity in the spectrum of wheat-related disorders» . Best Pract Res Clin Gastroenterol (Revisión) 29 (3): 477-91. PMID 26060112 . doi:10.1016/j.bpg.2015.04.006 . 
  12. Anemia Nutricional.
  13. MedlinePlus (5 de enero de 2017). «Úlcera péptica» . Consultado el 20 de enero de 2017. 
  14. WebMedicaArgentina. Archivado el 24 de diciembre de 2012 en la Wayback Machine.

Enlaces externos











Categorías: Anemia | Hematología | Eritrocito | Términos médicos | Enfermedades hematológicas | Enfermedades de la sangre y de los órganos hematopoyéticos, y ciertos trastornos que afectan el mecanismo de la inmunidad | Medicina transfusional




A partir de: 22.06.2021 07:54:23 CEST

Fuente: Wikipedia (Autores [Historia])    Licencia: CC-BY-SA-3.0

Modificaciónes: Se eliminaron todas las imágenes y la mayoría de los elementos de diseño relacionados con ellos. Algunos iconos fueron reemplazados por FontAwesome-Icons. Algunas plantillas se eliminaron (como "el artículo necesita expansión) o se asignaron (como" notas de sombrero "). Las clases CSS fueron eliminadas o armonizadas.
Se eliminaron los enlaces específicos de Wikipedia que no conducen a un artículo o categoría (como "Enlaces rojos", "enlaces a la página de edición", "enlaces a portales"). Cada enlace externo tiene un FontAwesome-Icon adicional. Además de algunos pequeños cambios de diseño, se eliminaron los contenedores de medios, mapas, cuadros de navegación, versiones habladas y Geo-microformatos.

Tenga en cuenta: Debido a que el contenido dado se toma automáticamente de Wikipedia en el momento dado, una verificación manual fue y no es posible. Por lo tanto, LinkFang.org no garantiza la precisión y la actualidad del contenido adquirido. Si hay una información que es incorrecta en este momento o tiene una pantalla incorrecta, no dude en Contáctenos: e-mail.
Ver también: Información legal & Política de privacidad.